lunes, 21 de julio de 2014

Cumplimos 6 meses

A principios de año me decidí (por fin) a participar de forma activa en la Red (perdonadme, no sé muy bien cómo referirme a ella: Internet, Web 2.0, Red Social).

No me sobra el tiempo pero duermo mucho menos que las personas con las que comparto mi vida así que opté por aprovechar esas tempranas horas fantasmas para compartir mi experiencia profesional.

Tenía dos objetivos: conocer el punto de vista de otras personas con intereses parecidos y comprender mejor los infinitos canales de comunicación y colaboración disponibles en la actualidad.

Han sido seis meses fructíferos. He conocido a personas excelentes en su actividad profesional y he conseguido entender mucho mejor cómo funcionan las Redes Sociales.

En ocasiones me sentí un tanto decepcionado tras comprobar que, una foto de un cachorro haciendo cualquier monería, despertaba mayor interés que algunos artículos bien documentados y de rabiosa actualidad /(y no me refiero a los míos, en esto apenas soy un principiante). No comprendía que las personas tienen sus propios intereses y que, en no pocas ocasiones, buscan pasar un buen rato y alejarse lo más posible de su actividad profesional.

También he descubierto el SEO y la forma desesperada en la que algunos luchan por mejorarlo. Gente que plagia artículos, que comenta cualquier cosa con el único objetivo de colocar un enlace a su blog para mejorar el PageRank en Google. Herramientas que permiten publicar alocadamente contenidos en todos los espacios disponibles y otras, engañosas, que llevan al lector a tu blog para después dirigirlo al contenido real; ni siquiera se percata de que ha pasado por allí pero ya tienes una visita más.

Me he mantenido firme (al menos en esto). Publico sólo donde considero que puede resultar de interés, donde creo posible iniciar un debate o escuchar las opiniones de otros. Nada de publicidad ni afiliaciones. Nada de aprovechar tendencias o apoyarme en herramientas para conseguir visitas.

Y, aún así ,no puedo más que agradecer a los cientos de personas que visitáis este blog regularmente, recomendáis los contenidos a través de Twiter, LinkeIn o Google+ y aportáis vuestro punto de vista o discrepáis sobre el mío.

Extiendo este agradecimiento a aquellos que, de forma altruista, se esfuerzan por compartir conocimiento a través de las Redes Sociales y blogs personales. Navegar por algunos de ellos es un deleite intelectual y un excelente ejercicio de humildad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada